jueves, 2 de junio de 2016

Tu guerra en tu casa









-       “Que no me alejo de estas murallas, que la ciudadela está fortificada, está preparada”.

-       -  Tranquila, tus muros son suficientes para alejar al príncipe y al dragón… en el desierto o en una dulce playa… antes de tu llegada la ciudadela era un parque y ahora mírala, está enjaulada. ¿No lo ves? Transformas la libertad en jaulas… los cuentos de hadas en las más sangrientas batallas.

      Es tu guerra, no la del mundo, el mundo está en paz. Haznos un favor a todos y enciérrate en tu casa, devuelve tus espadas al interior de tu alma, al menos que si las sacas sean para dejarlas no para expandir tu rabia, y si es así, lídiala en casa.


MoniK

No hay comentarios:

Publicar un comentario